¿Qué tipo de sistema es el automóvil?

2.8/5 - (25 votos)
Un sistema cerrado es un sistema artificial, mecánico (un celular, un auto, un reloj, una computadora, cualquier maquinaria).

¿Qué tipo de sistema es el automóvil?

Para responder a esta pregunta, es importante entender qué se entiende por un sistema cerrado y un sistema abierto. Un sistema cerrado es un sistema artificial y mecánico, como un celular, un reloj, una computadora o cualquier maquinaria. Estos sistemas son relativamente simples pero sujetos al deterioro, tienden a desordenarse y des-energizarse. Por tanto, requieren de mecanismos de control y de la intervención directa del hombre para monitorearlos, energizarlos y ajustarlos de manera permanente. Son sistemas de control jerárquico centralizado con altos costos y grandes desperdicios. Controlar un sistema cerrado tiene un alto costo, ya que se genera una lucha permanente contra la entropía, que es un efecto natural de dispersión de información y energía. Todos los sistemas cerrados tienen una gran pérdida de energía e información.

Por otro lado, un sistema abierto es un sistema vivo, como las células, los órganos, los organismos, las sociedades y los ecosistemas. Estos sistemas son de orden complejo y tienen la capacidad de auto-ordenarse y nutrirse de manera natural de información y energía. Los sistemas abiertos son sumamente eficientes, se adaptan fácilmente a los cambios, evolucionan y se vuelven más complejos en cada iteración. Su orden se dice que es caótico, es decir, es un orden extremadamente complejo. Estos sistemas vivos se ubican en una frontera llamada la criticalidad, que es un estado creativo entre el orden y el caos. Son anti-entrópicos aunque no inmortales. Los sistemas abiertos son sistemas de auto-ordenamiento descentralizado y distribuido, nadie controla a nadie y todos se fortalecen con la interacción mutua. Son mucho más resistentes que los sistemas cerrados.

Si aplicamos estos conceptos a los sistemas sociales o políticos, el análisis se vuelve sumamente interesante. ¿Qué tipo de sistemas políticos estamos tratando de construir? ¿Un sistema cerrado o un sistema abierto? Si estamos construyendo sistemas cerrados, además de los altos costos para administrarlos, estaremos provocando justo lo que queremos evitar. Los efectos negativos pueden observarse en infelicidad, pobreza, injusticia, inequidad, crimen, basura, desperdicio, intranquilidad, violencia, guerras, muerte, enfermedad y destrucción.

Entonces, volviendo a la pregunta inicial, ¿qué tipo de sistema es el automóvil? El automóvil es considerado un sistema cerrado. Aunque es una creación humana y artificial, está sujeto al deterioro y requiere de mecanismos de control y la intervención directa del conductor para su correcto funcionamiento. El automóvil es una máquina compleja que necesita ser monitoreada, energizada y ajustada de manera permanente. Además, tiene altos costos de mantenimiento y desperdicia energía a medida que se desplaza. En este sentido, el automóvil se asemeja a otros sistemas cerrados como un celular, un reloj o una computadora.

Es importante tener en cuenta que, aunque el automóvil es un sistema cerrado, también puede interactuar con otros sistemas abiertos. Por ejemplo, el automóvil puede moverse en un ecosistema, donde se nutre de energía (combustible) y se adapta a los cambios del entorno (tráfico, clima, etc.). Además, el automóvil puede formar parte de un sistema de transporte más amplio, donde interactúa con otros vehículos, peatones, infraestructuras y regulaciones. En este sentido, el automóvil puede ser visto como un elemento dentro de un sistema más grande y complejo.

En conclusión, el automóvil es considerado un sistema cerrado, ya que es una máquina artificial y mecánica que requiere de mecanismos de control y la intervención directa del conductor. Sin embargo, también puede interactuar con sistemas abiertos, como el ecosistema y el sistema de transporte. Es importante tener en cuenta esta interacción y buscar formas de hacer que el automóvil sea más eficiente y sostenible, para minimizar sus costos y desperdicios y maximizar su adaptabilidad y beneficios para la sociedad.

Si te preguntas cuáles son las 3 partes esenciales de un vehículo, aquí te lo explicamos. El motor es una de ellas, ya que es el corazón que impulsa el vehículo y le permite desplazarse. El sistema de transmisión también es fundamental, ya que se encarga de transmitir la potencia del motor a las ruedas. Por último, el sistema de frenos es esencial para garantizar la seguridad, ya que permite detener el vehículo cuando es necesario. Estas tres partes trabajan en conjunto para asegurar el correcto funcionamiento del vehículo.

Si estás pensando en convertirte en chofer, es importante que conozcas las responsabilidades y habilidades que debes tener para desempeñar este trabajo de manera exitosa. Para ello, te recomendamos leer nuestro artículo sobre qué debe saber un chofer. En este artículo encontrarás información detallada sobre las habilidades necesarias, los requisitos legales y las responsabilidades que conlleva ser chofer. Además, también te brindaremos consejos y recomendaciones para que puedas desempeñarte de la mejor manera en esta profesión. ¡No te lo pierdas!

¡Gracias por leer nuestro artículo sobre qué tipo de sistema es el automóvil! Esperamos que hayas encontrado la información interesante y útil. Si tienes alguna pregunta o duda sobre el tema, no dudes en dejar un comentario y con gusto te ayudaremos a resolverla. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más info...